Tabla de contenidos
< Volver

¿Existe algún límite a la hora de pactar el precio en un contrato?

Límite a la hora de pactar el precio en un contrato

En principio no hay más límite para pactar el precio que los que se establecen en el Código Civil con respecto a la autonomía de la voluntad.

El precio puede considerarse no lícito en determinadas situaciones, tales como:

  • Prácticas abusivas: Si el precio acordado es excesivamente alto o desproporcionado en relación con el valor real de los servicios prestados, podría considerarse una práctica abusiva. Esto puede ocurrir en casos de aprovechamiento de una posición dominante en el mercado o cuando hay un desequilibrio significativo de poder entre las partes.
  • Competencia desleal: Si el precio acordado se establece con el propósito de perjudicar o eliminar a competidores, podría considerarse una práctica de competencia desleal. Esto incluye la fijación de precios predatorios o la realización de acuerdos anticompetitivos con el objetivo de obtener una ventaja indebida en el mercado.
  • Contratos ilícitos: Si el contrato de prestación de servicios en sí mismo es ilícito o contrario a la ley, el precio acordado en dicho contrato también puede considerarse no lícito. Por ejemplo, si los servicios son ilegales o contravienen normativas específicas, el precio establecido sería ilícito.
  • Restricciones legales o regulatorias: En algunos casos, puede haber restricciones legales o regulatorias que limiten o regulen los precios en determinados sectores o actividades económicas. Por ejemplo, en el ámbito de los servicios públicos, pueden existir tarifas máximas establecidas por las autoridades competentes.

Conceptos relacionados